.comment-link {margin-left:.6em;}

martes, abril 19, 2011

 

Mirada desde una madre y lo que cuenta el hijo.

From: Massiel Oropesa Rodriguez
nomina@eipi.ca.hidro.cu
To: ludovico (haciendo almas)
Sent: Monday, February 28, 2011 9:16 AM
Subject: Re: de ciego de avila Massiel Oropesa Rodriguez- Cuba,....

hola ludovico (Promotor del proyecto haciendo almas) que bueno hayas recibido y mis escritos y otras personas puedan compartirlos.
te adjunto micro relatos enviados por Ramon Leissam Mota Oropesa
al concurso internacional sobre desastres naturales que convocó la oficina regional de unicef en panamá y que le hicieron acreedor del primer premio en la categoria de cuento y poesia, participaron 15 paises de latinoamerica. unico niño ganador en este concurso, para orgullo de cuba y de esta provincia avileña.
y para mi orgullo tambien por que este niño es mi hijo. te adjunto fotos de la premiacion, que se realizó en ciego de avila el pasado 5 de noviembre y luego en la sede de unicef en la habana el 29 de noviembre, cuando recibió su premio, que consistió en una minilaptop.
un abrazo
massiel (La madre, orgullosa de su hijo)


textos de:

Ramón Leissam Mota Oropesa

Diario de un Ciclón.

La radio anuncia que la tormenta tropical que azota el caribe ya es un huracán de categoría 2 y se espera que se haga mas intenso, entonces me pongo a ver la televisión, y el meteorólogo anuncia que la defensa civil comienza a tomar medidas. Se va evacuar la zona costera de Júcaro, que se inunda fácilmente, así que los pobladores, van a ser llevados a un lugar seguro, los animales a zonas altas, y ya los trabajadores de la OBE, están podando los árboles para evitar que las redes eléctricas sufran daños mayores, anuncian además que traten de reservar toda el agua potable que puedan por que, lo que se avecina es bien fuerte, y como el ciclón deja a su paso lluvias torrenciales, pueden haber contaminaciones, hasta que se restablezca el tiempo.

Mi abuelita reza por que se vaya el mal tiempo, pero la naturaleza, no la escucha, ya se sienten vientos huracanados, y los árboles se mecen, las matas de plátanos de mi vecino están acostadas en el piso, mas allá vuela la tapa del tanque del agua de un edificio, en verdad que un ciclón es algo feo.

Por suerte en mi escuela, en las clases de ciencias naturales nos hablaron de cómo son estos de desastrosos, y nos preparamos con tiempo, guardamos bien los libros, los televisores y los videos que utilizamos en la tele clases, y los niños internos, se regresaron a sus hogares, y entonces dejamos a buen resguardo a nuestra escuela, los profesores de guardia y los compañeros de la defensa civil velan por ella.

Los vientos se enfurecen y se escucha como un silbido, me asusta, aunque estoy seguro en esta casa de placa, donde vivo con mi mamá y mi abuelita, mi hogar es bien resistente, les hemos dado albergue a algunos vecinos que viven en casas de techo de fibro o tejas, asi que no lo pasamos solos. Cortaron la electricidad, eso evita cortocircuitos, y perdidas mayores.

Ya esta amaneciendo, no llueve y el viento cesó, me asomo a la ventana y no me gusta lo que ven mis ojos, hay árboles caídos, los mas débiles, por supuesto, algunos cables en el suelo, y algunos techos deteriorados, dice mi abuelita que hizo bastante poco por que se tomó medidas a tiempo. Que no es como cuando ella era niña y el ciclón Flora acabó con muchísimas cosas.

Regresa la electricidad y oímos las noticias bien fresquitas, los daños mayores son en la agricultura, sobre todo en el plátano, han sido afectadas pocas viviendas, pues se llevan haciendo viviendas mas confortables cada año, y no hay perdida de vidas humanas, ¡eso si es una buena noticia!

Llama mi mamita a la escuela y todo esta bien por allá, no hay daños que reportar, asi que valió la pena las medidas que tomamos. Si en todas las escuela hicieran como en la mia, todo seria maravilloso.

Salimos a la calle y en mi cuadra los vecinos recogen los gajos caídos de los árboles, aunque todavía corre en cascada por la cuneta, el agua que baja de las zonas mas altas de la ciudad, estamos felices a pesar de que algunos techos sufrieron daños, ya sus dueños están arreglándolos, y todos ayudamos a restablecer el orden.

Llega la tarde y estoy cansado, ayudé en lo que pude y me siento muy bien, por haberlo hecho, enciendo la televisión y dan el parte de ultima hora, volvemos a la normalidad, el ciclón se debilitó al tocar tierra y sale al golfo de México, en todo el país no se reportan daños a las vidas humanas, daños en la agricultura a nivel nacional y en Pinar del río, afectación de redes eléctricas, pues fue donde mas azotó antes de salir al mar.

Ya se anuncia la ayuda de otras provincias a las mas afectadas, la solidaridad se impone, asi somos aquí, nos ayudamos en las buenas y malas. Llega la noche y en el noticiero, aparece el último reporte, el ciclón Andrew se debilita al llegar a las costas mexicanas, que bueno, es un país amigo, no merece que nada malo le pase.

Me voy a dormir, mañana vamos a reanudar las clases, de seguro mis amigos y yo, conversaremos de cómo pasó el ciclón, sin males mayores, y de cuanto nos sirvió lo aprendido en la escuela sobre los desastres naturales.

-------------------------------------------------------------------------

Lo que me contó mi abuelo.

Me cuenta una prima mía que vive en Santiago de Cuba, que cada vez que le hablan de terremotos, se asusta bastante, debe ser por que esta ciudad está propensa a esas fallas telúricas. Pero esta vez tuve la posibilidad de vivirlo en carne propia, pues había ido de vacaciones a la casa de mis abuelos en la zona de Siboney, y hubo varios aunque a baja escala, pero pasé un mal rato, por que tenia mucho miedo de que pasara como en Haití.

Me dijo mi abuelo que no tuviera miedo, que esa es una zona sísmica, pero que nunca ha habido fuertes terremotos, pero que en otros países si que los ha habido. Me contó con esa manera sabia que tiene, que mi prima Alicia estaba cumpliendo misión en Haití cuando los dos terremotos, que vio morir muchas personas, incluidos niños, ancianos, personas jóvenes, y que fue muy doloroso. Por eso aunque ya faltaba poco para cumplir su estancia allí de trabajo, decidió quedarse y trabajar más, para sacar adelante a esos seres humanos que tanto sufren.

Me cuenta abuelo ademas que asi como suceden terremotos, tambien hay tornados, tsunamis, como el de la Isla de Indonesia, que arrasó dejando a su paso, una huella de tristeza, de desolación y de innumerables pérdidas de vidas humanas y materiales.

Mi abuelito si que sabe, es como esos libros de muchas paginas y bien llenos de conocimientos. Me gustó mucho lo que me dijo por que aprendí.

A mi regreso, cuando empezaron las clases, le pedí a la maestra que me hablara más de los desastres naturales, entonces ella nos dijo:

- Los desastres naturales, suceden por obra de la naturaleza, por ejemplo, los ciclones, los terremotos, los tsunamis, los tifones, hay tanto de que hablar. Pero para todo eso debemos estar preparados, escuchar la orientación que da la televisión, que da meteorología, la defensa civil y las organizaciones implicadas en salvaguardar la vida de los seres humanos.

Por suerte en nuestro país, no hemos sido propensos a tsunamis y terremotos, pero por la ubicación geográfica, si somos un blanco perfecto de tormentas tropicales y ciclones, estamos en el mar caribe, somos una isla, y debemos saber como protegernos, y proteger nuestras cosas.ah, y aunque no somos propensos a grandes terremotos, la zona oriental del país si ha sentido movimientos sísmicos, aunque han sido de bajan intensidad.

Queriendo saber más, le pedí a la maestra, que nos leyera algo sobre la sequía, algo que azota al mundo, y ella accedió:

- tienes razón, la sequía, la produce la falta de agua, y en el mundo hay millones de personas que no tienen agua potable, la sequía, la desertificación tambien son desastres, que hay que luchar por mejorar, en el mundo entero se trata de lograr el acceso a las redes hidráulicas en zonas intrincadas, se construyen acueductos, mihidroelectricas, canales, para que las personas vivan mejor.

Entonces le dije a mi maestra:

- maestra, aprendí mucho con las cosas que me contó abuelo allá en Santiago en estas vacaciones, un ejemplo de mejorar, es el acueducto del Holguín y el que se construye en Santiago de Cuba, donde viven mis abuelos precisamente, usted no sabe que contentos están los pobladores.

- Es muy valido tu ejemplo, ¿vieron cuanto hemos aprendido hoy?, - siempre es bueno hablar, de ciclones, de terremotos, de cualquier desastre natural, en la casa, en la escuela, por que nos ayuda a estar preparados, y poder ayudar a quienes no saben.

Terminada las clases, y de regreso a mi casa, me sentía feliz, todos los días aprendo algo nuevo, hoy le hablaré a mis amigos de la cuadra, sobre los desastres naturales.


Viaje en el tiempo.



Durante las vacaciones siempre me iba con mi papá a los recorridos de campo. Una mañana mientras recorríamos una de las presas donde el trabaja como ingeniero hidráulico, pude ver como había bajado el nivel de sus aguas, entonces me dijo que era por la sequía que atravesaba el país. Y es que el año pasado no hubo lluvias como para llenar la capacidad del embalse.

Me dijo que aunque los ciclones traen daños materiales muchas veces, son necesarios por que dejan lluvias fuertes las que alimentan los ríos, las presas, las cañadas, y que eso ayuda en la agricultura, y utilizamos esa agua también para beber.

Entonces le dije:

- Papá, pero si los ciclones son muy malos.

- Si mi niño, causan grandes estragos, sino prevenimos a tiempo, mira eres muy pequeño pero debes aprender, por que ya es hora de que vayas sabiendo, que si se evacuan las personas, los animales, los recursos materiales para la población, se preservan los alimentos en lugares seguros, se sube el ganado vacuno a zonas altas, se pueden evitar males mayores.

Al llegar la noche me acosté mirando un video muy antiguo del ciclón flora en mi país, de cómo hizo estragos en nuestro país, por no estar preparados como lo estamos en la actualidad.

Era el año 2025, yo estaba en una loma, mirando el terreno desvastado por la sequía, restos de animales, arroyos secos, maleza por doquier, toda fealdad, fue entonces que vi un bicho, horrible y sucio que me dijo:

- ¿Sabes quien soy yo?

- No

- Me llaman Secón, por que soy el dueño de todo lo seco, sucio, feo y desertificado

- Aquí debe haber un error, anoche me acosté y todo era diferente.

- Pues mira chico, estamos en el 2025 y yo Secón el fuerte soy el dueño de este lugar.

Para tristeza mia, habían desaparecido, mi casa, presas, micropresas, el canal magistral y hasta los árboles, no reconocía nada de lo que tantas veces había visto antes, no había electricidad, todo estaba perdido.

- jajá jajá – sonrió Secón. Aquí ya nada de eso existe, el hombre se extinguió por falta de agua, echaba basura al río, latas vacías, pomos plásticos, bolsas de nylon, y todo tipo de cosas, así que provocó la contaminación. Ah, desvió el cauce de los ríos para regar sembrados y vertía residuos de las fábricas, asi que el final no pudo ser peor. Además, como ya más nunca hubo ni un cicloncito, para que limpiara los cauces de los ríos, para llenar los acueductos, para regar las plantas, para beber los animales. Llegué yo y se acabó el verde de los campos.

- ¿Qué te parece?

- Me parece mal, muy mal.

- ¿Mal?……si no tomaron medidas cuando había mal tiempo, no podaron los árboles cuando llegó el huracán categoría 3, y se cayeron los pinos, las vacas se ahogaron en la represa por que no las subieron para la loma, y no amarraron los tanques en el techo, ni protegieron las redes eléctricas, ah, y nada de enseñar a los niños en las escuelas, como actuar ante estos eventos tan desastrosos.

- No puede ser –le dije a modo de poesía:

Lucharé contra el que quiera

Borrar mi tierra del mapa

Esos que echan basura

Del residuo de sus fábricas

Verás, verás como puedo

Hacer para que mañana

De luz se cubra la tierra

Y florezcan las montañas.

- Sabes Secón, buscaré a los chicos de mi escuela y vamos a reforestar las cortinas de las presas, haremos junto a los amigos de recursos hidráulicos plantas de tratamiento residuales, lagunas de oxidación, nuevas presas, micro presas, y en el matutino les voy a hablar de cómo actuar ante la llegada de un ciclón, por que mi maestra si nos habla de todo eso, así que no se por que pasó todo esto, por que en mi país, si sabemos como cuidarnos, como evacuar nuestros libros y libretas y cuidar nuestra escuela, ah, y en el trabajo de mi papá hay un puesto de mando que controla muy bien estos fenómenos meteorológicos, y enseñan además como evitar las consecuencias de estos desastres naturales, ya veras bicho malo, como desapareces, entonces esta fea imagen será un bello lugar otra vez…..

- José, José, despierta, tu papá te espera, hoy vamos a la presa cañada blanca.

Era la voz de mi mamá que me despertaba, que bueno que mi viaje en el tiempo solo fue un sueño.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comments: Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?